Cómo hacer incienso casero paso a paso

¿Alguna vez te has preguntado cómo hacer incienso casero? Entonces estás en el sitio adecuado para averiguarlo. Y es que el incienso es un elemento que no solo puede ayudarnos a aromatizar nuestro hogar. Este producto también es utilizado como herramienta para regular nuestro estado de ánimo, relajándonos y ayudándonos a meditar y conectar con nosotros mismos. Su origen relacionado con la religión y algunas prácticas místicas, hacen del incienso un producto muy ligado al mundo espiritual.

El incienso está hecho a base de resinas aromáticas vegetales y aceites esenciales. Una vez encendido, el incienso arde y desprende su fragancia a modo de humo balsámico. En la antigüedad este humo se consideraba sanador y purificante, y hoy en día sigue cumpliendo esta función para muchos de sus adeptos. Muchas personas incluso creen que el incienso tiene propiedades únicas que provocarán efectos positivos en nuestro estado anímico. Puede ayudarnos a mejorar la concentración, a conciliar el sueño o como afrodisíaco, creando una atmósfera íntima y despertando todos nuestros sentidos.

Todo ello hace que muchos curiosos de este producto se pregunten cómo hacer incienso casero. Además, actualmente existe una tendencia que reivindica todo aquello que se realice de manera artesanal y con ingredientes naturales. De este modo, cada vez más personas disfrutan intentando hacer sus propios productos en casa promoviendo valores como la naturaleza y la sostenibilidad. Así que sí, la iniciativa “hazlo tú mismo”, más conocida por sus siglas en inglés: Do It Yourself (DIY) está de moda. ¿Te atreves a probarlo y descubrir cómo hacer incienso casero? En este post desvelaremos todo lo necesario para ello.

Qué productos necesitamos para hacer incienso artesanal

La elaboración del incienso es un proceso entretenido y bastante sencillo. Vale la pena aprender cómo hacer incienso casero, ya que no solo disfrutaremos de poder crearlo con nuestras propias manos si no que, además, podremos personalizar su aroma. Esta es una de las principales ventajas de hacer nuestro propio incienso. 

Para hacer incienso artesanal vamos a necesitar los siguientes materiales e ingredientes:

  • Goma arábiga (podemos encontrarla en las droguerías)
  • Aserrín o carbón de madera
  • ¡Nuestra parte favorita! Los polvos aromáticos (hierbas aromáticas trituradas, especias, romero, manzanilla, canela, etc. o maderas)
  • Líquido (miel, vino o aceite, este último suele ser el más habitual)
  • Papel encerado
  • Un mortero

Con estos materiales podremos preparar dos tipos de incienso diferentes:

1. Conos de incienso

Estos son los conos que ya todos conocemos, de forma puntiaguda y con un tamaño estándar pequeño. Esta opción es la más sencilla y la preferida por los amantes del incienso después de las tradicionales varillas. Estos conos los podemos colocar y encender sobre un soporte, plato o bandeja decorativa o un quemador de incienso.

2. Polvos de incienso

Para los polvos de incienso caseros necesitaremos los mismos ingredientes que para los conos. Lo único que cambia es que, una vez pasado el tiempo de reposo de la mezcla en forma de conos, los romperemos. Es decir, tomaremos de nuevo el mortero y desharemos los conos convirtiéndolos en polvo. Estos polvos los podremos guardar en pequeñas bolsitas y esparcirlos sobre una brasa o dentro de un quemador o incensario.

– Te puede interesar: Incienso de sándalo, un aroma relajante –

3. Otras alternativas: incienso en varillas

Quizá te estés preguntando cómo se hace el incienso casero en varillas que es, probablemente, el formato más conocido del incienso. Estas varillas conllevan un proceso mucho más desarrollado y con un mayor número de ingredientes.

incienso casero en varillas

 

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer incienso casero?

Hacer incienso casero lleva menos tiempo del que podemos imaginar, pero solo nos referimos al proceso de la mezcla de productos. Es decir, el incienso se prepara en dos fases: la mezcla de los materiales y el reposo. La primera fase en la que crearemos la pasta que conformará nuestro incienso es breve, sin embargo, una vez hecha esta deberá dejarse endurecer durante varias semanas. Entonces ¿cuáles son los pasos para hacer incienso casero? Toma nota:

  1. Tomamos el mortero y lo ponemos en una superficie plana. Dentro, introducimos los polvos aromáticos que hayamos escogido para crear la fragancia de nuestro incienso casero junto con el carbón de madera.
  2. Ahora tomamos el pilón y empezaremos a machacar los ingredientes que hemos vertido dentro del mortero. Repetiremos el gesto con el pilón hasta que consigamos obtener una masa fina y consistente de la mezcla.  
  3. Una vez hayamos comprobado que la consistencia es la adecuada, agregamos la goma arábica y el líquido, ya sea miel, vino o aceite.
  4. Es entonces cuando mudamos la mezcla del mortero a un recipiente más amplio. Aquí amasamos los ingredientes hasta que notemos que la mezcla se solidifica creando una pasta más dura, durante el tiempo que sea necesario.
  5. Llegó el momento de tomar el papel encerado. Lo colocamos también en una superficie plana, bien estirado, y sobre él amasamos y damos forma de cilindro a la pasta resultante del proceso anterior. 
  6. Cuando hayamos terminado de dar forma al cilindro, lo cortamos en tantos pedazos como podamos, todos del mismo tamaño.
  7. Damos forma de conos a cada uno de los cortes.
  8. Colocamos los conos otra vez en el papel encerado y dejamos que se endurezcan. Esta es la parte más larga del proceso de cómo hacer incienso casero.

Pasadas estas dos semanas, los conos lucirán compactos y ¡estarán listos para aromatizar nuestra casa!

¿Cuánto dura el incienso casero natural?

El incienso casero puede durar un poco menos que el incienso de varillas que conocemos. Además, cabe resaltar que el incienso es un producto que debemos usar con precaución y sin abusar. Entre una hora o dos diarias es el tiempo máximo recomendable durante el que podremos disfrutar del incienso de forma segura. Asimismo, deberemos encenderlo siempre en espacios amplios y bien ventilados.

Una vez hemos aprendido cómo hacer incienso casero queremos saber por cuánto tiempo aproximado nos van a ayudar a ambientar nuestra casa. Tanto los conos de incienso como los polvos podrán durar entre 20 y 30 minutos cada pieza. Un tiempo perfecto para ese momento de llegar a casa después de un largo día de trabajo y dedicar un rato a la lectura o quizá a la meditación.

– Sigue leyendo: Incienso de Palo Santo, la madera espiritual que equilibra tus energías – 

 

El lado más místico del incienso: el Palo Santo

El incienso, además de sus connotaciones religiosas y espirituales, tiene un factor diferenciador frente a otros productos para ambientar nuestra casa y es su faceta mística y esotérica. Por esto es habitual ver incienso en clases de yoga, reiki, tai-chi, clases de meditación o, incluso, en sesiones de aromaterapias o similares.

incienso palo santo

Existe un tipo de incienso específico que podría ser el más espiritual dentro de las diferentes gamas de aromas de incienso que podemos encontrar y se trata del Palo Santo. El significado de “Palo Santo” es “madera sagrada”. 

Nuestro incienso de Palo Santo trae consigo un aroma muy especial que recuerda al Palo Santo que procede del árbol Bursera. El aroma se caracteriza por una esencia mucho más penetrante que el de cualquier otro incienso y está acompañado de un pequeño toque cítrico. Esto aporta al Palo Santo un olor dulce y leñoso con notas de limón. Te animamos a que lo pruebes, ¡te encantará su aroma!

Hay quien cree que el incienso tiene propiedades medicinales antirreumáticas, diuréticas, depurativas y antisépticas. Pero también sanadoras, purificantes y tranquilizantes. Al incienso se le han dado usos de todo tipo a lo largo de la historia, como ofrenda, en ritos o ceremonias religiosas y en prácticas curativas. En este sentido, el Palo Santo es, por excelencia, el tipo de incienso más popular para estos usos. Ya los chamanes de la cultura inca utilizaban el Palo Santo para atraer la buena suerte, alejar la negatividad y lograr una mejor comunicación con sus dioses.

Sea como sea el incienso que escojamos, casero, comercial o Palo Santo, es un producto especialmente interesante con el que hacer mucho más que ambientar nuestro hogar. Aprender cómo hacer incienso casero y utilizarlo en casa puede ayudarnos a equilibrar nuestras emociones, relajarnos, y a muchos más beneficios como:

  • Aleja las malas energías
  • Genera ambiente para la meditación
  • Mejora el estado de ánimo

En el caso de que nos consideremos algo más escépticos acerca de la multitud de sus usos, el incienso casero seguirá siendo una herramienta perfecta para perfumar nuestra casa. Algunos de los aromas más valorados y los cuales podrás encontrar dentro de nuestra web son el incienso de lavanda, de sándalo y de pachuli.

¡Descubre los favoritos!

  • Incienso Patchouli
    En descuento
    ¡En descuento!
    %
    Desc
    10
    Ahorra 1€
    1€
    1

    Pack 6 sets 20 sticks Incienso Patchouli

    5,18
    Añadir al carrito
  • Incienso Lavanda

    Pack 6 sets 20 sticks Incienso Lavanda

    5,76
    Añadir al carrito
  • Incienso Jazmín

    Pack 6 sets 20 sticks Incienso Jazmín

    5,76
    Añadir al carrito