¿Para qué sirve un humidificador?

0 Comentarios

Los humidificadores son cada vez más populares, ya que mejoran en gran medida los ambientes en espacios cerrados y pueden aportar ventajas para la salud. Pero, a pesar de su popularidad, todavía hay personas que no saben qué es o para qué sirve exactamente un humidificador.

Este debería ser un producto indispensable en los lugares en los que el ambiente sea muy seco, aunque puede utilizarse en cualquier hogar o espacio cerrado debido a sus múltiples beneficios. ¡Te los contamos a continuación!

Beneficios de un humidificador

Tal y como dice su nombre, la función principal de un humidificador es la de aumentar la humedad del ambiente. En zonas con bajos niveles de humedad, las probabilidades de tener problemas de salud, respiratorios o en la piel incrementan, por lo que tener un humidificador en casa es una opción muy interesante, y más en hogares en los que viven bebés o ancianos, ya que son más vulnerables a las enfermedades y problemas que puede causar una humedad baja en el ambiente.

Un humidificador no solo sirve para prevenir estos problemas de salud, sino que también ayuda a reducir los ya existentes, sobre todo los relacionados con la garganta, ya sean resfriados o simples irritaciones. Esto se debe gracias a que el humidificador favorece la entrada del aire en los pulmones, así que es capaz de aliviar todas las molestias.

Pero no solo aporta beneficios a la salud, sino que además también sirve como elemento decorativo. En La Casa de los Aromas sabemos de la importancia de cuidarse, pero también sabemos que tener tu hogar bonito y bien decorado es ¡fundamental! Por eso, si te decides a comprar un humidificador ponemos a tu disposición distintos modelos con formas muy originales para que puedas elegir el que más te guste y pegue con tu estilo.

Además, hay que mencionar que nuestros humidificadores llevan a cabo sus funciones de una forma silenciosa y sencilla de utilizar. Cualquiera puede empezar a usar un humidificador, puesto que son muy intuitivos y fáciles de poner en marcha. Simplemente debes abrirlo y rellenarlo de agua, volver a cerrarlo y conectarlo con un cable USB a una fuente de energía. Una vez hecho esto, el humidificador ya estará listo para ponerse en marcha y solo tendrás que pulsar el botón de encendido para que lo haga. Cuando empiece a realizar su función de humidificar el ambiente, no te molestará para nada, pero sí decorará tu hogar y creará un espacio mucho más sano y limpio.

A modo de resumen, os indicamos las 10 ventajas clave de tener un humidificador en nuestro hogar:

  • Favorece la entrada de aire en los pulmones: Los problemas respiratorios, ya sean motivados por el tabaco, por algún tipo de alergia, o por asma, son bastante comunes. Gracias al uso de un humidificador, quienes padecen problemas respiratorios encontrarán un importante alivio a sus molestias, al favorecer la entrada de aire en los pulmones.
  • Evita la sequedad del aire: Todo lo que no sea un aire que tenga condiciones de humedad óptimas, termina afectando de un modo u otro tanto a personas como a objetos. La sequedad del aire ocasiona frecuentemente irritaciones en la piel y en la garganta, las cuales se pueden prevenir gracias al uso de un humidificador.
  • Disminuye el riesgo de enfermedades infecciosas: Los microorganismos que causan enfermedades infecciosas se extienden con mucha más facilidad en ambientes secos. Los humidificadores resuelven este problema, reduciendo, por ejemplo, la incidencia de enfermedades comunes como la gripe.
  • Reduce la electricidad estática: La electricidad estática del ambiente aumenta cuando éste es demasiado seco. En un principio puede parecer que este no es un problema demasiado importante, pero si este tipo de pequeñas descargas resultan muy molestas para un adulto, no es difícil imaginar lo que puede suponer para un bebé.
  • Previene la sequedad de la piel: No se trata únicamente de que el aire seco pueda tener efecto sobre la piel produciendo irritaciones o picores. El mantenimiento de una piel sana favorece su conservación y retrasa el envejecimiento de ésta, para lo cual debe estar siempre correctamente hidratada y húmeda.
  • Es útil para mejorar la sinusitis: Ya hemos hablado de la importancia de los humidificadores de cara a la prevención de complicaciones respiratorias, pero también merece la pena destacar la mejora que experimentan quienes ya padecen algún tipo de enfermedad de este tipo. En el caso de personas con sinusitis, el uso de un humidificador regenera el ambiente, lo que al tiempo que impide la presencia de bacterias, aumenta la secreción nasal.
  • Colabora a una mayor limpieza del aire: Las personas que padecen enfermedades respiratorias como bronquitis, pueden beneficiarse enormemente de la limpieza del aire que produce el uso de humidificadores. Gracias a ello mejora su respiración, y la expectoración es más fluida.
  • Son muy silenciosos: Los humidificadores son aparatos silenciosos que pueden colocarse en cualquier estancia sin que produzcan ningún tipo de molestia acústica. Sobre todo, si el humidificador es de tipo ultrasónico.
  • Muy fáciles de usar: Los humidificadores no son aparatos complejos, todo lo contrario. Su uso es muy intuitivo y pueden ser utilizados por cualquiera sin ninguna dificultad. Basta con rellenar de agua el recipiente del humidificador, conectar el aparato a la red eléctrica, y regular la intensidad a la que queremos ponerlo a funcionar. Como ves, un juego de niños.
  • Evita la aparición de grietas y desperfectos en la vivienda: Las consecuencias de un ambiente excesivamente seco no sólo las paga el organismo. También los objetos situados en este entorno pueden terminar pagando las consecuencias de la falta de humedad.

Humificador decorativo con forma de cactus

Humidificador para aceites esenciales… ¿Es posible?

Algo importante a tener en cuenta con respeto a los humidificadores es que estos no soportan el añadido de aceites aromáticos, por lo que, si quieres humidificar un espacio pero también ambientarlo, la mejor opción es adquirir un difusor de aceites esenciales, como el difusor de aroma Olas o el difusor de aroma Deco Stone.

Cualquiera de los dos actuará como un humidificador y a la vez expulsará aromáticos aceites esenciales, por lo que podrás obtener todos los beneficios que te aporta la humidificación y también los que te da la ambientación. Te recomendamos visitar todo nuestro catálogo de aceites ambientadores y difusores para que decidas cuál es el difusor que más te gusta, así como tu aroma favorito.

Como ya hemos comentado, los aceites esenciales para humidificador no existen porque el formato no soporta esa función, pero estos aceites se pueden utilizar en los difusores-humidificadores y su uso sigue siendo igual de sencillo. Únicamente hay que rellenar el difusor de agua y después añadir unas 10 gotas del aceite esencial que hayas escogido. Tras ello, ya puedes cerrar el difusor, enchufarlo y pulsar el botón de inicio.

Aceites ambientadores para humificadores

La importancia de un buen humidificador

Ya hemos visto muchos de los beneficios que tienen los humidificadores y las muchas ventajas que aportan a tu hogar o al espacio en el que los utilices, creando un ambiente más húmedo y acogedor.

Utilizando un buen humidificador podrás evitar que tu nariz y garganta se resequen, que tus ojos se vuelvan llorosos o que se acumulen bacterias en el aire, algo muy peligroso y que puede llevarte a tener alguno de los problemas de salud de los que hemos mencionado anteriormente. Es por este motivo por el que es tan importante usar un humidificador, pero también porque el aire demasiado seco produce electricidad estática, que puede parecer que no es algo que pueda afectarte, pero realmente sí puede dañar a tu salud a largo plazo.

Por todos estos motivos, comprar un humidificador de calidad se vuelve casi imprescindible en tu casa o en aquellos lugares en los que pases más tiempo, pero desde La Casa de los Aromas te lo aconsejamos más todavía si convives con personas sensibles, bebés o ancianos. ¡Pruébalo y nos cuentas!

ENVÍO GRATIS en TUS COMPRAS superiores a 30€ (*España península)